dilluns, 23 de novembre de 2015

Buñuelos de calabaza

Diseño: Rosilet Mejia
Estamos en otoño y.... ¡Ya tenemos cocinado un nuevo R3TO!  
Me temo que hace tiempo que empezó y no os he sorprendido. Pero como aún no había empezado el frío, no nos habíamos mentalizado; sobre todo Rosilet y yo que vivimos en Mallorca. De todas maneras creo que este largo veranillo de San Miguel y San Martín lo hemos vivido en todos lados, ¿Verdad Aurelie ?
Esta vez los ingredientes los hemos elegido entre las tres, uno cada una. Aquí los podéis ver:

 
La calabaza de la fotografía es de una variedad que se llama vasca-mallorquina y produce unos frutos de gran tamaño. En Son Boira hemos sembrado ejemplares que han pesado hasta 10 kg.

Ya sabéis que suelo complicarme la vida, con recetas que yo misma imagino que a mis compis no se les van a ocurrir. Descarto aquellas que pienso: Ui! Esta "mmmmm" es muy de Rosilet.. o  ¡Mira esta "cccccccc", seguro que a Aurelie le encantaría!
Esta vez, no. Cogí los ingredientes, pensé mi receta y me puse a cocinar mis buñuelos de calabaza.

Con estos ingredientes y alguno más que ahora os diré, tendréis un delicioso postre. O un bocadito para acompañar un té, lo que os apetezca.

Ingredientes

  • 250 gr de calabaza cocida, sin piel ni pepitas 
  • 1 huevo grande de los que ya sabéis, los de las "happy hens"
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 1 puñadito de nueces de California
  • 1 cucharadita de levadura para postres El Canario
  • 1 cucharada sopera de azúcar integral
  • Opcional: un poco de harina
  • Aceite para freír (el de DO oli de Mallorca es perfecto)
  • Azúcar glas y canela para espolvorear.

¡Manos a la obra!

Trocear la calabaza será nuestro primer paso
Para esta elaboración es importante cocinar la calabaza sin agua, porque nos interesa una pasta (un poco) densa para poder formar los buñuelos. Muchos de los ingredientes no nos van a aportar estructura e intentaremos que nuestra cocción disminuya la cantidad de agua propia de la calabaza. Las opciones del horno o del microondas pueden ser válidas. Para hornear nos irá mejor un trozo entero y si nos sobra un poco lo podemos usar en otra receta (ver final de este post). Para el micro, la cortaremos en dados pequeños para acortar aún más el proceso.

Tiempo: el que precise para estar blandita, que se pueda pisar con un tenedor. Antes la prensaremos para extraer todo el líquido posible. Dejamos enfriar un poco.

Es una receta rápida, ahora veréis: en un bol batimos el huevo, mezclamos el yogur, el azúcar, las nueces partidas a cuchillo (nos tienen que quedar con un tamaño semejante al crocanti) y la levadura.

ATENCIÓN: En los ingredientes os he añadido un ingrediente opcional, un poco de harina. La receta no lleva gluten, y si todo ha ido según lo previsto, la masa será densa aunque no tanto como los buñuelos tradicionales. Tenemos dos opciones (o tres): 

1. No añadir nada, porque no nos importa que los buñuelos nos salgan más esbeltos (mi opción). 
2. Añadirla, porque no tenemos ningún problema con el gluten y nos gustan los buñuelos gorditos. 
3. Añadir harina sin gluten porque nos gustan los buñuelos gorditos somos celíacos.

La fotografía central nos enseña el mundo a través del tamizador, jiji. 
Ponemos el aceite a calentar y esperamos (he dicho esperamos), a que esté bien caliente para freír la masa a cucharaditas pequeñas. Es recomendable hacerlos lentamente, vaya de pocos en pocos, de tres en tres o de cuatro en cuatro, para que el aceite no se enfríe y los podamos voltear bien. Quizás soy un poco exagerada.... ¡Bueno mi sartén era muy pequeña!  
Y al salir de la piscina de aceite caliente pueden pasar por la lluvia de azúcar glas y canela para el toque final.

Nieva sobre los bueñuelos!
Espero que os hayan gustado, en casa tuve que poder paz para que no batallaran por el último. 
Como siempre un placer,

Margalida


Otras recetas de calabaza que os pueden interesar
 

2 comentaris:

  1. Pues sí, mi Marga, aquí también hemos tenido unos días precioso y el frío llegó tan inesperado el viernes, como salido de la nada... Pero bueno, aunque no me guste, debo reconocer que hacía falta ya, que la tierra necesita humedad y necesitamos que las setas bajen de precio YA!! :-D
    Estos buñuelos se ven buenísimos!!
    Te reconozco que no soy de masas fritas pero oye, siendo hechos por ti, los probaría encantada y, quien sabe, igual me engancho! ;-)
    Un besote grande, solete! Y disfruta del otoño, MUASSSS!!

    ResponElimina
  2. me gusta lo de las tres opciones para la textura de los buñuelos. a mí que me gustan gorditos seguro les pondré un poquito de harina :P
    por cierto, reina, fotazas!!
    un besote!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...