dimarts, 29 de març de 2016

Fresas rebozadas {Fáciles y resultonas}

Una receta de Gonzalo Ambrosio.

¡Las recetas fáciles y resultonas son lo mío! ¡Viva la cocina sin complicaciones! Esa es mi máxima a la hora de meterme en faena. Os lo he comentado otras veces: yo no nací para gran chef. Me gusta la cocina y punto. Para comer de estrella Michelín prefiero que me lo den hecho cualquiera de esos grandes cocineros que tenemos en Mallorca: Tomeu Caldentey, Macarena de Castro, Marc Fosh, Andreu Genestra, Fernando Arellano,...

Fue ver estas fresas en la web de Canal Cocina y tener una crisis de gula de las severas. Menos mal que en casa teníamos de todo y nos pusimos manos a la obra...

Ingredientes

Ingredientes: harina, fresas, azúcar y levadura seca de panadero, huevo, leche, esencia y mandarina

  • 100 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura de panadero en polvo
  • 20 g de azúcar 
  • 50 ml de leche
  • 1 huevo de Son Boira.
  • Aroma de naranja
  • Ralladura de naranja
  • Azúcar glas
  • Aceite de girasol
  • 250 g de fresas

Procemimiento

Vamos a empezar por la masa de los buñuelos,  mezclamos en un bol la harina con la levadura, el azúcar, la leche y el huevo. Como podéis ver y a diferencia de Gonzalo, he añadido a la masa del buñuelo un poco de aroma de naranja y la ralladura de media mandarina. ¿Verdad que eso le da un toque Mediterráneo? En casa nos encantan las fresas con zumo de naranja...
Removemos bien ya que nos queda una masa espesita. Reservamos unos minutos para que la levadura actúe.
Corte del buñuelo, capa suave de masa y fresa dulce

A continuación, retiramos las hojas a las fresas y las lavamos. Es mejor que no sean muy grandotas y si nos ponemos a pedir, mejor si tienen un tamaño similar. Vaya, mejor fresa que fresón.
Mientras ponemos aceite de girasol en un cazo alto a calentar.
Pinchamos cada una de ellas con un palillo de brocheta, en la parte central blanca, que es más dura y las vamos pasando por la masa. Nos podemos ayudar con unas cucharas, ¡Ya veréis que alguna se resiste! 
Dos instantáneas casi idénticas: los bocados de fresa dorados recién fritos y los mismos nevados por una capa de azúcar glas
Vamos friendo en el aceite caliente. Cuando tengan un tono dorado las sacamos y las escurrimos en papel absorbente.
Por último, las rebozamos en un poco de azúcar y no necesitan más que dejar enfriar un minutito para no quemarnos la lengua. 
¡Una maravilla, ya me contaréis!

Saludos,
                                  Margalida


También os puede interesar

1 comentari:

  1. ohhh que bocado mas original!! yo mojaría estos buñuelos de fresa en chocolate calentito y ya es el no va más!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...