dilluns, 11 d’abril de 2016

Calçots al horno {receta}

El calçot no es más que una cebolla tierna que ha sido cultivada de una manera característica, propia de las comarcas occidentales de Cataluña; la cubren, la calzan de tierra para que crezcan blancas y tiernas y se conviertan en calçots. Las calçotadas son muy tradicionales y reunen familias y amigos alrededor de las brasas.

Los calçots se venden en manojos de 25 unidades.

La manera clásica de comerlos es a la brasa con salsa romesco. Sin duda es mejor manera de consumirlos, pero no me resisto a no poder comer con más frecuencia. Esa es la razón de ser de esta receta. Imaginaremos que no podemos hacerlos a la brasa porque llueve!
Esta es una manera sencilla y rápida de preparar los famosos calçots en casa. Cocinados en el horno quedan divinos.
  1. Precalentar el horno a 250º, arriba y abajo.
  2. Mientras se calienta, limpiar los ‘calçots’. Simplemente, cortar la parte más verde, es decir, las hojas. Luego, corta la raíz y las puntas de cada calçot, elimina solamente los finos alambres y la parte más quemada de las puntas. No cortes en exceso la base del tallo para evitar que deshaga al cocinar. Puedes ayudarte con unas tijeras de cocina o un cuchillo. Limpia todos los calçots con agua abundante para eliminar cualquier resto de tierra
  3. Una vez limpios, colocarlos en la bandeja con papel. Uno al lado del otro, sin amontonar. Regar con un hilo de aceite como el de Aubocassa o cualquiera de la DO oli de Mallorca
  4. Dejarlos durante unos 30 minutos.
  5. A continuación, sacarlos del horno y envolverlos con papel de periódico si los queréis comer al momento con salsa romesco o con cualquier otra.
Calçots preparados para colocar en la fuente  del horno. Hoy tocaba cachondeo con las compis bloguers XD
Truco: para saber si están listos, cuando los saques del horno pínchalos con un tenedor. Tienen que tener consistencia, porque se acabarán de hacer envueltos en el papel. También lo podemos comprobar de otro modo; cuando todavía estén en el horno, mira si sueltan un poco de agua (eso significa que ya están en su punto)
Imagen via http://www.valira.com/blog/Valira/calcots/
Son exquisitos, muy recomendables, bajos en calorías y ricos en vitaminas y minerales. Diurético, anti-cancerígeno y con alto contenido en fibra, una maravilla!

La temporada este año ya se acaba, pero lo mejor de los productos de temporada es que cuando llegue otra vez en diciembre volveremos a disfrutar de ellos con ganas y con ilusión.

Para la próxima campaña de calçots prepararemos la salsa romesco y los calçots rebozados !

                                                      Margalida

Conocéis estos productos?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...