dijous, 24 de setembre de 2015

Crema de verduras naranja y picatoste de garbanzo



¡Ha llegado el otoño! Y conste que sólo es una exclamación, sin sentimiento de alegría ni de tristeza. Todas las estaciones tienen su encanto y siempre es un placer volver a las elaboraciones propias de cada época del año. Y con el otoño se puede inaugurar la temporada de la cuchara sopera.

Para esta crema, la elección de las verduras es importante.

Ingredientes (4 pers)

  • 1 cebolla blanca pequeña/ media grande
  • 1 ajo
  • 1/2 puerro, sólo parte blanca (dejamos la media más verde)
  • 1/2 calabacín (ya quedan pocos)
  • 3 zanahorias tiernas
  • 1 moniato naranja pequeño/medio grande
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 1-2 patatas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva DO oli de Mallorca*
  • Sal, pimienta, otras especias: nuez moscada o curry, cúrcuma ... 
*Tirando para casa :)

Procedimiento

Las cremas quedan perfectas en la Thermomix. No es una noticia de última hora, ¿Verdad? Y es muy práctica: cortar, sofreír, cocinar, triturar... 
Con la cebolla, el ajo y el puerro, empezamos la elaboración. Cortar* y sofreír con una cucharada de aceite unos 7 minutos, Varoma. Añadimos pimiento y zanahorias, troceamos*, ponemos otros 3 minutos. Varoma. Ya podemos meter en el vaso el calabacín, el moniato y las patatas, troceamos*, añadimos agua que cubra toda la verdura y a 100ºC, programamos 25 minutos. Este líquido no bastará, pero aseguramos que las verduras se cocinan en su propio jugo.

* No digo ni la velocidad ni los segundos del corte, porque funciono a ojo. Dejo las verduras cortadas pequeñas, no papilla. Por un motivo: el tiempo de cocción y el ahorro de energía.

Sabrosa crema de zanahorias, moniato y más verduras
Nos aseguramos la cocción de las verduras, salamos, añadimos las especias y añadimos la última cucharada de aceite de oliva. Ahora sí que trituramos a velocidad progresiva 5-7-10 hasta que está bien fina.
Añadiremos agua o caldo hasta que alcance la densidad que nos gusta. Hoy no añadimos ni leche ni nata porque la hemos acompañado de queso rallado para servirla.

Y ahora nos toca preparar los picatostes: Unos crackers de harina de garbanzo que nos van a servir para la crema, para meriendas, picoteo, son muy versátiles.
Sin forma, una cucharada de masa extendida con una espátula o con una cuchara. Bien cubiertas de sésamo.

Ingredientes

60-65 gr de harina de garbanzo (En tiendas eco y dietéticas)
60-65 gr de harina integral de trigo
Una cucharada de aceite de oliva DO oli de Mallorca
Sal
Sésamo blanco
Una cucharada de agua, o un poquitín más

Procedimiento

Ponemos las harinas en un cuenco, mezclamos con la mano y añadimos el aceite, la sal y el agua. Trabajamos, nos debe quedar una masa suave (no pegajosa). Podemos  poner media cucharada de agua más si nos hace falta.
Ya veis que no les he dado ni forma. Con una cuchara o una espátula, aplanar bien los crackers para que queden finitos y crujientes. Antes de hornear las espolvoreamos bien con el sésamo, apretamos un poquito con la mano para que se adhieran bien y quitamos toda las semillas que han sobrado.
Y con el horno caliente, (180ºC) nos bastan 10 minutos para que estén perfectos. El papel de horno nos ayuda para evitar que se peguen y las podamos mover con facilidad.

Y por hoy...Me despido, ¡Qué la crema se enfría!

Margalida

Más recetas de cuchara que os pueden gustar

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...