dissabte, 5 de desembre de 2015

Solomillo en salsa de fruta de la pasión y duquesas


Solomillo acompañado de textura y sabores especiales como corresponde en Navidad
Cuando llegan estas fechas, es frecuente que en los mercados que frecuentamos y en las tiendas de comestibles se nos presenten frutas y productos que el resto del año no son comunes. Supongo que todos nos gastamos más en alimentación y nos atreveremos con estas variedades. Claro que sí,  en la frutería es donde yo pierdo un poco la cabeza: esos dátiles recién cogidos y que han volado casi en cohete para llegar, lichis, carambolas, guayabas,...

En esta receta navideña he incluido dos de estos productos: las patatas violette y la chinola o maracuyá.
He usado la Fussioncook para cocinar la carne y la salsa y simultáneamente el microondas y los fogones para las delicias de patata. El horno, la Thermomix,...Toda la cacharrería  en marcha.

Ingredientes

  • 2 solomillos (1 Kg. aprox.) 
  • 1 pimiento verde 
  • 1 zanahoria grande 
  • 1 cebolla 
  • 2 dientes de ajo 
  • 300 gr. de pulpa de fruta de la pasión (maracuyá)
  • 1 cucharadita de jengibre 
  • Sal y pimienta 
  • ½ medida de Ketchup 
  • ½ medida de vinagre de manzana 
  • Aceite de oliva virgen
  • 350 gr patatas parmentine (blancas)
  • 350 gr patatas violette
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 yemas de huevo
  • Un chorrito de nata
  • Leche para pintar las duquesas.

Manos a la obra: Cortamos los solomillos por la mitad, los salpimentamos. 
Encendemos la FussiónCook, seleccionamos el menú-manual y 10 minuto, y regamos con un chorro de aceite; cuando este caliente, añadimos los solomillos y los doramos bien, por ambos lados. Añadimos el resto de ingredientes, mezclamos y cerramos la olla, cancelamos el menú si no ha terminado. 
Seleccionamos otra vez el menú-manual 10 min. (Posición válvula, cerrada) pulsamos on/off, cuando termine el tiempo, dejamos despresurizar. 


Antes, después o durante, podemos pelar las patatas y cortarlas a daditos pequeños. A dados o como queráis, es para facilitar y agilizar la cocción. Yo las he cocinado por separado para que no se mezclen los colores, y  ¡No os puedo decir que pasa si las cocinamos juntas! Las he  puesto en Pirex, sin nada de agua, sólo unas gotas de aceite de oliva y en 5 minutos estaban más que cocidas. Blancas y violetas. Luego, también por separado, las he chafado con el tenedor y les he añadido la mantequilla (1 cucharada para cada color). Cuando está tibia la mezcla, se le añade la yema de huevo, el chorrín de nata, sal, pimienta, nuez moscada y se pasa por la batidora, para que quede una pasta fina y espesa. Dejamos enfriar antes de poner en la manga pastelera.

Duquesa de patata violeta. 
La patata morada o violeta, que es muy común en Perú. Es muy rica en nutrientes son también:

  • Ricas en antioxidantes: Los colores suelen decir mucho de la clase de nutrientes que tiene un vegetal.  Las verduras y frutas moradas pueden tener un buen contenido de antioxidantes. Y esta patata,  tiene, sobre todo,  antocianinas, un antioxidante que está presente en los arándanos, el maíz morado o en la granada, por ejemplo. Esta sustancia es buena contra el colesterol, por sus propiedades anti inflamatorias y mucho más.
  • Buenas para la presión arterial: Según un estudios realizados en Estados Unidos, la patata morada es un buen hipotensor. Esto vendría de la mano del efecto que tendrían estos tubérculos sobre los capilares y otros vasos sanguíneos. 
  • Contenido de vitamina C: En su piel, las patatas moradas no sólo tienen vitamina C, sino que también contienen flavonoides, potasio y otras sustancias muy beneficiosas para el organismo. Por eso es mejor cocinar con la piel (perdón por haberlas pelado esta vez, pero para que el puré quedara más fino y uniforme era más fácil peladas ^_^)


  • Detalles de presentación.

    Si no tenéis FussiónCook, no hay ningún problema: selláis los solomillos en una sartén y luego podéis cocinarlos en el horno en una fuente tapada con papel de aluminio o en una cocotte, incluso en bolsa de horno puede ser una opción. Sacamos los solomillos, los cortamos en rodajas y colocamos en una fuente de servir, trituramos la salsa y echamos por encima o lo ponemos en una salsera.
    La fruta veréis que tiene millones de semillas, o al menos la variedad que compré yo. No se las he quitado: he pasado toda la verdura y la fruta por la Thermomix y ha quedado una salsa deliciosa.
    La fruta de la pasión o maracuyá son ricos en calcio, hierro y fósforo, además de vitaminas A y C. La maracuyá es un fruto tropical de un sabor un poco ácido y con aroma. También la podemos conocer por el nombre de chinola o parchita. Al ser rica en pectina y combinar muy bien con leche o yogur, resulta una fruta muy apropiada para salsas, cremas, batidos,....
    La/el  maracuyá, de muchas variedades, y sabor ácido
    Para dar forma a las duquesas, ya os imagináis ¿Verdad? Cada puré se mete en una manga desechable. He usado una boquilla rizada grande para dar forma. He formado una bandeja de horno llena de duquesas: nos han salido unas 18 duquesas.  Se pintan  con un poco de leche y se hornean unos diez minutos. Con el grill para que queden doraditas. 
    Las duquesas se pueden cocinar y congelar; eso nos puede ayudar a la hora de planificar nuestros menús para las fiestas. Basta con sacarlas por la noche y calentarlas con un golpe de horno.

    La misma carne con unas verduras al vapor, con esta salsa, seguro que está rica también.

    Con esta receta tan colorida y festiva quiero participar en el concurso de de Claudia & Julia  para celebrar el 90 aniversario de Le Creuset. Con la colaboración de la revista Top Chef, ya vçeis que es una celebración por todo lo alto.

                                


    Espero que os haya gustado, en casa les ha encantado,
    Un abrazo

                                                                      Margalida

    Puede que os guste consultar estos otros patos principales












    Cap comentari:

    Publica un comentari a l'entrada

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...